Decálogo antitecnófobos

Está entre nosotros, por todas partes. El resultado del esfuerzo ingente de generaciones de investigadores, ingenieros, diseñadores, profesores, y un larguísimo etcétera, se nos muestra invisible entre la maraña del día a día. Pasa inadvertido porque a la mayoría nos tiene acostumbrados. Pensamos en ello cuando surge un nuevo avance o un descubrimiento mediático y, como si de pronto nos conectasen al mundo real de Matrix, lo vemos con ojos de asombro, en ocasiones incrédulos, o en el peor de los casos (el del desconocimiento), con rechazo y desdén.

Es este último grupo el que me incita a escribir sobre el tema. No estamos viviendo una situación nueva; no en tanto que, a lo largo de la historia, el ser humano ha sido capaz de descubrir, crear, mejorar y adaptar su entorno a sus necesidades. Que vivamos en una época donde la técnica se renueva a velocidades vertiginosas y el conocimiento científico está más al alcance de todos es un indicador de la inevitable convivencia que nos espera a todos con situaciones antes inimaginables.

Algunos tienen problemas para aceptar esto, pues prefieren quedarse lejos de tan compleja sistematización del uso de máquinas; probablemente las sientan muy cerca, y eso puede resultar incómodo. Pero, creo, esto se debe a una especie de alienación en el concepto que han creado alrededor de los aparatos autómatas. Al fin y al cabo, somos nosotros los que las ideamos, diseñamos, y programamos para que hagan aquello que necesitamos que hagan. Es probable que un acercamiento a la población en general (no olvidemos que aún no todos somos nativos digitales) derrumbe esas barreras irracionales que infundan ese rechazo.

Con el fin de analizar cuál es el impacto tecnológico en la era de la información, de qué modo se podría mejorar nuestra vida diaria y cuáles son las expectativas reales, doy paso a una serie de artículos, a modo de decálogo, en el que veremos ejemplo en diversos ámbitos como pueden ser los negocios, la domótica, el turismo, la salud (éste tema dará pie a otro artículo que estoy ideando sobre biotecnología y bio informática, con la aportación de varios colaboradores), la administracion pública del Estado, el trasfondo social y los cambios que conlleva tener aparatitos (gadgets) por todas partes, qué NO hacer (sobre seguridad, privacidad, abusos, o trastornos) y unas conclusiones de esta serie de artículos, que espero vayáis compartiendo y comentando 😉

Conforme vaya publicando, aparecerá cada uno de los títulos enlazado al artículo correspondiente.

I.    Turismo para techies
II.   Próximamente
III.  Próximamente
IV.   Próximamente
V.    Próximamente
VI.   Próximamente
VII.  Próximamente
VIII. Próximamente
IX.   Próximamente
X.    Próximamente

Aunque éste sea un blog personal, me gustaría conocer vuestra opinión y aprender de las ideas que podáis aportar. Además podéis comentarlo en Twitter